domingo, 13 de mayo de 2012

El tranvía del Arenal






El Tranvía del Arenal,es tal vez el gran desconocido de nuestra historia ferroviaria mallorquina debido a los pocos años en que dicho tranvía llegó a circular, a su rápida absorción por la compañía del tranvía eléctrico de Palma, y a la poca documentación que nos ha llegado hasta nuestros días, ha provocado que la pequeña historia de este tranvía haya pasado prácticamente desapercibida.






















Los dos convoyes el día de la inauguración  en el Coll den Rebassa (calle de Cardenal Rossell) desde donde los invitados a tal acto hicieron transbordo desde el tranvía eléctrico


Muy pocas cosas se han publicado sobre este pequeño tranvía, en las que a veces simplemente se ha hecho una pequeña reseña sobre el mismo, o bien se ha dado algún dato aislado o contado alguna pequeña anécdota.
Nuestro tranvía, popularmente recibía el nombre de “Es Carrilet de S’Arenal”, aunque otros más jocosamente le llamaban “Sa Porcelleta”, (los estudiantes del colegio de La Porciúncula) tal vez por la forma del testero y el “gruñir” de su motor, otro de los nombres más conocidos era el del “trenet”.
Este tranvía fue inaugurado el un 14 de octubre de 1921, con los festejos propios de tal acontecimiento, similar al resto de las inauguraciones tranviarias de la época. Es el primer tranvía en Mallorca en utilizar motores a gasolina.


La zona por donde discurrió este modesto tranvía, era en 1920 una zona prácticamente virgen, el Coll den Rebassa ya estaba constituido como núcleo de población estable, pero no así el de Can Pastilla. Alguna pequeña caseta que servía de refugio para los numerosos trabajadores de las diversas canteras de marés que había localizada en sus inmediaciones, la casa del predio de "Sa Torre Rodona" topónimo al que se conocía antiguamente a  Can Pastilla entonces antes de que adquiriera este actual nombre. De las antiguas casas sólo se conserva una pequeña torre de molino.

Antigua casa de Sa Torre Rodona



 La franja de playa de can Pastilla y del Arenal era virgen, sin apenas alguna construcción o camino de tierra. El Arenal era una pequeña aldea que servía de veraneo a los habitantes de Lluchmayor, también a los trabajadores del marés y pescadores. El Arenal empezó por esta época a potenciarse como lugar de veraneo llegándose a establecer las primeras pensiones para pernoctar. Era ya de tal importancia que se instaló una pequeña fábrica de electricidad que utilizó una máquina de gas pobre para suministrar el fluido eléctrico a la pequeña aldea.




Antiguas cocheras del tranvía, situadas en la calle de San Cristóbal frente al Club Náutico del Arenal.


 En la calle de San Cristóbal se situaban las antiguas cocheras del tranvía

La línea partía desde el Coll de’n Rebassa desde la calle del Cardenal Rossell siguiendo prácticamente el actual trazado de la carretera que nos conduce hacia Can Pastilla y desde allí iba casi tocando el mar bordeando la playa hasta llegar al Arenal que es en donde tenía su última parada y también sus cocheras, las cuales se encontraban ubicadas en las proximidades del Club Náutico. Hay que pensar, que en la época en la que este “carrilet” circuló, prácticamente no había ninguna construcción en la playa, ésta era un paisaje paradisíaco y únicamente nos podríamos hacer una pequeña idea de cómo era viendo la playa de’s Trenc en Campos.

Las Maravillas en 1935, puede observarse las vías del tranvía. este fue el último año en que circuló hasta el Arenal.




Pont de Sa Siquia, sobre la acequia de desagüe del Pla de Sant Jordi, éste separa las zonas de Can Pastilla con la del Arenal. la foto corresponde al día de la inauguración del tranvía. Dos convoyes tirados por dos máquinas tractoras de la casa Campagne de Paris montando sendos motores Ballot.




Los accionistas de la Compañía, entre los que se encontraban Bartolomé Riutort, intentaron con este tranvía revitalizar y potenciar la zona de Can Pastilla y del Arenal. El Sr.Riutort que era un industrial dedicado a los licores,  tenía  a la venta solares en Can Pastilla con el propósito de realizar la urbanización de esta zona costera. Otro accionista importante, el Sr. Gabriel Alzamora hizo lo mismo en la zona del Arenal, construyendo incluso la iglesia oratorio que aún pervive en la Playa de Palma.

Sr. Bartolomé Riutort




Era un “trenet” doméstico, sin grandes pretensiones, que apenas alcanzaba los cuarenta kilómetros por hora, una velocidad de vértigo para las personas mayores que temían que el tranvía no pudiera frenar al llegar al final de vía o que pudiera descarrilar por desarrollar tal velocidad.

En la foto el tractor de tranvía de fabricación alemana.1934

A lo largo de la línea, el trazado tenía que salvar dos grandes obstáculos, el Canal del desagüe de Sant Jordi y el torrente de’s Jueus para lo cual tuvieron que construirse dos puentes, ninguno de los cuales ha sobrevivido hasta nuestros días.


Puente sobre el Torrente de' Jueus en el Arenal

Desde el Coll tenía las siguientes paradas; la primera de ellas en Son Mosson, después en Ca’n Pastilla, en el Canal de Sant Jordi, en el Oratorio de San Fernando y finalmente en el Arenal.

Momento de la inauguración del tranvía a su llegada al Arenal

Inicialmente quisieron poner en funcionamiento la línea con máquinas a vapor, pero tal opción fue desestimada por  su alto coste de adquisición y mantenimiento. Dispuso de cuatro máquinas tractoras, las dos primeras que circularon eran de la casa francesa Campagne que disponían de un motor Ballot iguales a las que circularon algunos meses más tarde en el Ferrocarril de Alaró, importadas también a través de la casa mallorquina Lacy & Ribas,(los mismos que construyeron los automóviles mallorquines LORYC) máquinas que no dieron un óptimo resultado por calentarse en exceso sus motores por lo que más tarde adquirieron dos máquinas tractoras alemanas con motor Benz, máquinas que se tenía previsto que reforzaran la flota de tractores para una próxima ampliación de la línea hacia Palma para el transporte de pasajeros, y también para el transporte de carbón para la fábrica de electricidad desde la estación de los FFCC de Mallorca, opción que no llegó a pasar de la mesa de proyectos.

El convoy inaugural a su paso por el Hotel Oasis (actual residencia Geriática Oasis)


Los primeros coches remolque de que dispuso la compañía, fueron prestados por la S.G.T.E.I. (Sociedad General de Tranvías Eléctricos Interurbanos) que tenía todavía guardados los coches cerrados provenientes de la desaparecida Sociedad Mallorquina de Tranvías (S.M.T.) tirados anteriormente con motor de sangre (mulas), y que fueron adaptados en los talleres Pieras y Cabrer de Palma con ruedas y ejes nuevos fabricados en Valencia, así como nuevas cajas de grasa realizadas en Palma, para poder circular por las vías del Tranvía del Arenal.

En el Arenal, justo frente al Club Náutico se encontraban las cocheras y talleres, disponiendo de una pequeña plataforma giratoria para poder invertir el sentido de las máquinas tractoras del tranvía, en cambio, en el Coll d'en Rebassa se había construido otro sistema, un triángulo de vías para hacer la inversión de la marcha.





La S.G.T.E.I (Sociedad General de Tranvías Eléctricos de Palma) habían inaugurado la línea Palma (Plaza de Cort) al Coll den Rebassa el 7 de abril de 1921. 








 Uno de los nuevos tractores de tranvía con motor Benz.


Esta compañía del Tranvía del Arenal, fracasó a los pocos años, aunque pudo haber ampliado su línea a Palma hasta la mismísima estación de los Ferrocarriles de Mallorca, pero los créditos bancarios que había suscrito acabaron con llevar la compañía a la quiebra. D hecho nació sin confiar demasiado en su viabilidad, ya que al año de su puesta en funcionamiento ya le ofrecieron su venta a la compañía del tranvía eléctrico de Palma quien la desestimó en un primer momento, para algunos años más tarde acabó adquiriendola para evitarse una competencia en la zona.


Nadie puede poner en duda la viabilidad económica que un sistema de transporte de las mismas características del tranvía del Arenal tendría en la actualidad. En estos momentos se vuelve a hablar de llevar un tranvía hasta el final de la Playa de Palma, pasando por el nuevo hospital de Son Llàtzer situado en la periferia de Palma de Mallorca y el Aeropuerto de Son Sant Joan, de momento es solamente eso, un proyecto, pero que esperamos que pueda llevarse a buen término en beneficio de la población mallorquina y de los turistas que nos visitan cada año

Antonio Sanchis i Florit
NOTA:
Si conoces algún aspecto de este tranvía o de algún testimonio que nos pueda aportar algún dato más agradecería cualquier aportación que nos ayudara a completar la historia del tranvía del Arenal.